jueves, 10 de abril de 2014

114. CASITAS DENTRO DE LA CASA


En relación con la modulación decorativa que veíamos en la anterior lección, entendida como intermediaria entre la escala humana y el espacio arquitectónico, la disposición de los muebles o de algunas funciones pueden hacer no pocas el mismo papel. Christopher Aklexander se refirió a ello con su pattern GABINETE que vimos en la PLD 25, y el arquitecto Charles Moore les dio el nombre de "edículos", esos pequeños templos dentro de un templo.


Dentro de la tradición cristiana, podríamos llamarlos "capillas", pequeñas iglesias dentro de las iglesias, como esta que, por ejemplo, encontramos en la gran iglesia de Briones:


Pero por darle un nombre más sencillo, he pensado que el de casitas dentro de la casa podría sernos útil
y familiar. En realidad, cada habitación no es otra cosa que una casita dentro de una casa, pero a veces hasta las habitaciones nos pueden ser extrañas en su escala y necesitamos una disposición más íntima y acogedora para una cama, una ducha, un escritorio, una bañera o un rincón de conversación.


La elección y combinación de los muebles, el papel de las alfombras como creadores de diferentes centros, los cambios de alturas de techos, de suelos, de materiales, de colores, etc, pueden ayudarnos mucho en esa "fragmentación" o "decoración" del espacio arquitectónico que no es otra cosa que su "humanización".


miércoles, 9 de abril de 2014

113. IDEA Y MODULACION



Estamos haciendo el primer trabajo verdaderamente decorativo en el curso de Proyectos Básicos de Diseño de Interiores y yo les pido a los alumnos (les enseño) que se preparen para poder responder con coherencia a esta pregunta ¿de qué va tu proyecto?. ¿De clásico, de moderno, de sport, de hippy, de heavy, de barato, de "muebles de diseño", de moderno, de mínimal, de años cincuenta, de tu estilo personal (que es imposible que aún tengas), del estilo de tu tiempo.... etc etc etc? Es posible que se me acuse de "eclecticismo" pero la decoración no es otra cosa que una adaptación, una presentación, de modo que entiendo que es bueno que todas las innumerables decisiones que tienen que ir tomando en los tres niveles de decoración (el de obras, el de mueblés/lámparas y el de complementos) respondan a un criterio, a una idea, porque de lo contrario les va a salir un pupurrí indigesto de imágenes inconexas.

Junto a ello, les doy también un segundo consejo y es que intenten la modulación, es decir, que prueben a modular ventanas, paredes o suelos, porque la creación rítmica de elementos decorativos de tamaño intermedio entre el espacio y el hombre es el recurso más profundo y recurrente en la historia de la decoración. La modulación está en la esencia de la construcción (la adición de las pequeñas piezas con que el hombre hace su casa) y saltó a la decoración a través del lenguaje clásico en el ritmo y tamaño de columnas, intercolumnios, estrías, ventanas, molduras, etc. La modernidad de comienzos de siglo XX fue en gran parte culpable de la pérdida de la modulación decorativa pero aquella enfermedad ya pasó y es nuestro deber, desde el primer ejercicio que nos planteamos como decoradores, recuperar aquel antiguo saber.

(la foto es del vídeo oficial de Rihanna cantando Umbrella, 2006. Música hiphoppera sobre un fondo decorado a la manera clásica y, por supuesto, modulado)




lunes, 31 de marzo de 2014

112. BUSCADORES DE BELLEZA



No parece que sean tiempos de dar clases de ESTETICA pero no estará de más recordar que no es el nombre de una profesión de maquillaje o de peluquería, sino que es la parte de la FILOSOFIA que se ocupa de la palabra BELLEZA. Hablar de ESTETICA es hablar de filosofía, de preguntas profundas y de intentos de respuestas. De la búsqueda de palabras y frases que nos desvelen el misterio de la belleza y nos alejen de la expresión del "gusto personal".

Cierto que el gusto es lo primero, y la moda los hábitos de cada tiempo, también. Pero la belleza es un concepto inasible que está más allá de nosotros, más allá de lo próximo. Y nuestro trabajo, como profesionales de la decoración de interiores, es buscar y desentrañar el misterio y encontrar el tesoro en nuestro campo de trabajo (como el peluquero lo hará en el suyo../ o el diseñador de ropa, el de letras, el de objetos, etc.)

De ahí el mensaje de esta lección: todo alumno de decoración, antes que creador de belleza ha de ser UN BUSCADOR DE BELLEZA. Cada atisbo de ella que vea, disparo (de cámara fotográfica, por supuesto / nunca ha sido más fácil en los tiempos del móvil) y a la buchaca. Y luego, cuando tenga muchas, a seleccionar entre las piezas cazadas y a desentrañar el misterio.

Lo contrario también ayuda. O eso es lo que enseña la filosofía. No siempre seremos capaces de "hacer el bien" pero gracias a un compedio de las maldades (de pecados) por lo menos intentaremos evitar "hacer el mal". Lo mismo con la BELLEZA. Hay quien dice que para alcanzarla se necesita suerte o un golpe de gracia, pero evitar la fealdad está dentro de lo humanamente posible. Para ello puede ser muy util coleccionar fealdades, o patrones de fealdad. Y mucho más fácil, porque..., desgraciadamente, tenemos muchos más a mano.

En esta parte del curso en que llegamos ya a la decoración de esas distribuciones de espacios que hemos realizado como ejercicios previos, bueno es que sepáis que sin meter horas de trabajo para entender y separar lo BELLO de lo FEO, estamos perdidos. Así que ¡a por ello! Con prudencia, pero con decisión.


jueves, 20 de marzo de 2014

111. EL APRENDIZAJE DE LA PROPORCION EN EL DISEÑO DE ESPACIOS




Una de las Pequeñas Lecciones de Diseño con más exito de entradas en este blog es la de Diseño de Aseos Públicos, y la verdad es que me da vergüenza porque no son más que pequeños consejos muy puntuales para un ejercicio de curso. Supongo que la gente la abre por el título, buscando en ella algún tipo de solución para sus problemas que seguro que no encuentra. La razón de esa lección tiene un poco más calado y voy a tratar de explicarlo aquí.

Cuando en el primer curso de Proyectos Básicos les pido a mis alumnos que diseñen los espacios de una vivienda o de un bar, les aconsejo que piensen en lo que harían si les pidiera que modelasen en barro el busto de un prohombre y no lo hubieran hecho nunca antes. ¿Qué hace alguien que nunca ha trabajado con barro? Tocarlo, amasarlo, hacer pelotillas, hacer pequeñas figuritas para familiarizarse con el material. Pues lo mismo con los espacios. Antes de ponernos a hacer nuestras primeras distribuciones tenemos que manosear los metros cuadrados de las plantas como si fueran barro, tenemos que hacer mallas de diferentes módulos, poner personas tumbadas u objetos conocidos de dimensiones muy familiares. ¿Y cuáles son esos objetos más próximos a nuestras dimensiones? ¡Los sanitarios! La taza del water, el lavabo, el bidé o la bañera.

Antes de que se pusieran a diseñar todo un bar, les pedía que tan sólo me hicieran los aseos, y de ahí aquella pequeña lección. Con los aseos o baños bien resueltos y proporcionados suponía que ya tendrían una buena referencia para diseñar y dar proporción a las demás cosas, y así es.

Las puertas de 70 cm, los peldaños de 30 cms o los armarios empotrados de 60 cms de profundiad también ayudan, pero nada como los aseos y baños. Las mesas, los sillones y las sillas engañan mucho a la hora de proporcionar porque los hay de muy variadas dimensiones. También ahora hay sanitarios de tamaños variopintos pero por lo general hay establecidos unos standards que os ayudarán mucho. Buscadlos, diseñar aseos y baños, colocadlos en las plantas para haceros idea del tamaño de las mismas y ya entonces podréis empezar a modelar con más soltura el resto de los espacios. 



viernes, 14 de febrero de 2014

110. CARCASAS Y BARAJILLAS



Cuando el alumno se enfrenta por primera vez a la tarea de diseñar la planta de una vivienda suele expresar su miedo al diseño mediante dos tipos de dibujos que, para desdramatizar un poco, los suelo llamar "barajillas y carcasas".


Pensando que van a realizar varios y variados diseños antes de escoger uno,  los alumnos principiantes suelen ponerse a dibujar varias veces el plano vacío donde tiene que realizar su proyecto. Cierto que hay que observar y analizar el espacio en el que se va a a trabajar (véase PLD 67: HABLA CON EL) pero lejos de ese análisis (mediante ejes, mallas, etc.) lo que suelen hacer los alumnos es dibujar repetidamente la misma planta vacía (la misma CARCASA, les digo) sin más, como demorando el momento en que se tienen que poner a diseñar.

Muchas de estas carcasas se suelen quedar vacías para siempre pero cuando no es así, lo que se observa es la realización de una larga BARAJILLA de planteamientos ante la que los propios alumnos se ven incapaces de tomar una decisión. Lo normal en tal caso es que vengan a preguntar al profesor cuál de ellas le gusta más...

Ni que decir tiene que un profesor de diseño no debe caer en la trampa que le ha tendido el alumno. Enseñar a diseñar consiste en decirle al alumno que es él quien debe tomar sus propias decisiones y quien debe dudar de sus propias decisiones en un proceso evolutivo (o de negociación, como decíamos en PLD 31) que va pasando por el trabajo a varias escalas. En el caso de una planta de vivienda , el sketch mínimo, el 1/100, y el 1/50.

Pues bien, no se lo van a creer (bueno sí, porque los que me leéis sois estudiantes o profesores de diseño y sabéis muy bien a qué me refiero) pero por mucho que les digo que no quiero que hagan ni CARCASAS ni BARAJILLAS, a veces me encuentro con que antes de ponerse a trabajar sus bocetos a escala 1/100 o a escala 1/50... ¡hacen o preparan mediante fotocopias otras colecciones de carcasas!





martes, 26 de noviembre de 2013

109. COSA TAN SIMPLE



Parecía que dibujar plantas de arquitectura era algo muy complicado pero en cuanto hemos entendido el significado de las líneas y el valor de las escalas se ha convertido en algo tan simple como repetir y mezclar esos cuatro patrones tan sencillos que vemos en la pizarra:

- las paredes de 7 cm, de 15 o de 25/30  a 1/50: dos líneas trazadas con un pilot y un relleno de rotulador rojo.Y cuando las dibujamos a 1/100, una dos o tres líneas hechas de un rotulador algo más gordo.

- las puertas con su hoja y su marco, que encaja o no con el espesor de la pared, han de verse bien a 1/50 o ser un simple esquema a 1/100

- las ventanas a 1/50 mostrando el marco por un lado y el alféizar por otro. Y si es balcón, el marco sólo y en el balcón una pequeña barandilla. Y todo más simplificado a 1/100

- los sanitarios trazados con soltura y sobre todo dando bien la escala, sea a 1/50 o 1/100, y el lugar del fuego y el agua en la cocina sobre la bancada de 60 cms.

Y ya está. No hay que complicarse mucho más. Con sólo eso se dibujan bocetos y croquis excelentes para ver y entender los espacios y a partir de ahí amueblarlos, iluminarlos y decorarlos.



jueves, 21 de noviembre de 2013

108. EL DIBUJO DE ARQUITECTURA. PRIMEROS PASOS




Suelo contar a mis alumnos que en cierta ocasión visité con mis hijas pequeñas (5 y 7 años, más o menos) una iglesia de mi provincia (concretamente la de Leiva) y como les había regalado a cada una un cuaderno de campo, les propuse hacer un dibujo de la iglesia. Como es natural, las dos se fueron hacia el altar a dibujar el retablo mayor o alguna imagen del mismo y cuando al salir les enseñé mi dibujo se quedaron sorprendidas: ¿pero dónde está eso que has dibujado tú...? Difícil respuesta para dársela a un niño: "en mi cabeza; yo he dibujado la planta de la iglesia". ¿Y qué es la planta? "Uff, una sección imaginaria hecha a cierta altura por un plano paralelo al suelo en el que se dibuja el corte realizado...; mmm, bueno, bueno, ya os lo explicaré mejor cuando seáis mayores.

No sé quien se lo explicaría a ellas cuando se hicieron mayores, pero el caso es que yo no he logrado dar con mejor explicación. Y no sé si la hay. Pero hace tan sólo unos años llegó el sketch up de dibujo en tres dimensiones y su maravilloso plano de sección, y ahora explicarlo es muchísimo más fácil. Se dibujan los muros de una casita cualquiera y se le pone un tejado para que parezca algo real....:


.....se saca el plano de sección (Herramientas/Plano de Sección), se corta la casa paralelamente al plano del suelo...


 ....se pone el dibujo en posición de planta (cámara/vistas standar/planta) y... voilá: ahí está el dibujo esencial de la arquitectura, el de las plantas:





Así lo explica cualquiera. Qué suerte ser profesor en los tiempos de sketch up. Claro que... ahí no se ha acabado todo. Porque el dibujo que yo les enseñé a mis hijas no era más que un "boceto" sin escala, y los dibujos de arquitectura han de ser por encima de todo, dibujos "a escala".

Pues bien los primeros pasos a dar sen el dibujo de arquitectura son los mismos que explicábamos en una lección anterior a propósito de la diferencia del dibujo de boceto y el dibujo de croquis con el añadido de que ahora los croquis tenemos que hacerlos a escala. Aproximada, pero "a escala".

Para ello lo primero que hago es dibujar bocetos en la pizarra de planos de viviendas que vemos con el proyector (imagen de arriba).

A continuación cogemos otro plano cualquiera de un libro o una fotocopia sin escala, por ejemplo éste mismo:


 Nos construímos una reglita sobre el costado de un folio a partir de dos datos que sabemos de antemano: que los peldaños de las escaleras son de 30 cms o que las puertas de los dormitorios tienen 70 cms. En el primer caso con diez peldaños tendríamos un segmento de tres metros que tendremos que dividirlo en tres partes (por el teorema de Tales) para tener obtener 1 metro. En el segundo caso tendríamos que dibujar diez puertas seguidas para obtener 7 metros, dividir ese segmento en 7 y partes y obtener así el "escalímetro" de esa planta sin escala. Vamos tomando medidas más o menos aproximadas con la nueva regla sobre el plano sin escala y acto seguido, con el escalímetro de verdad en la mano izquierda lo voy dibujando a nivel de croquis (y por lo tanto a mano alzada) a escala 1/100:


 y luego repito el mismo dibujo pero a escala 1/50:


Lo más importante cuando se dibuja a partir de un plano es NO COPIAR RAYAS como un lorito, sino saber lo que se dibuja: tabiques de 7 cms, puertas, marcos, ventanas, paredes de separación de viviendas de 15 cms., armarios empotrados, paredes de fachada de 25 o 30 cms de espesor, pilares, muebles, etc. y entender que no hay que dibujar al mismo nivel de detalle cuando lo hacemos a 1/100 que a 1/50.